Nuevo estudio realizado por investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia (CEU-UCH) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona han dado un nuevo paso en sus investigaciones sobre el uso de antioxidantes para favorecer la regeneración de los tejidos neuronales tras una lesión cerebral. Los estudios realizados con el antioxidante Ácido Lipóico han demostrado que favorece la generación de células de microglía y fagocitarias del sistema inmune, lo que agiliza la restauración de los tejidos cerebrales dañados. El estudio está publicado en la revista Clinical and Developmental Immunology.

Estructuralmente se trata de un ácido graso que contiene dos átomos de azufre. No es una vitamina ya que se puede sintetizar en el organismo y se encuentra en todas las células, dónde participa en procesos bioquímicos de producción de energía (ayuda a las vitaminas B en la conversión de carbohidratos, proteínas y grasas en energía). Debido a que la capacidad del organismo de sintetizar esta sustancia es muy limitada y a partir de la dieta (espinacas, carne, hígado, levadura de cerveza)es difícil obtenerlo en cantidades terapéuticas, se suele recomendar su ingesta en forma de suplementos.

La investigación realizada en los laboratorios de la CEU-UCH ha permitido demostrar que el Ácido Lipóico incrementa la producción de células de microglía, acelerando la respuesta inmune y favoreciendo la restauración de los tejidos a los 15 días de la lesión cerebral. También han confirmado una aparición temprana de células fagocitarias entorno al tejido dañado gracias al efecto del ácido lipóico, lo que confirma la rápida activación de la respuesta inmune en el cerebro y favorece la restauración de los tejidos; además impide que muchas sustancias tóxicas atraviesen labarrera hemato-encefálica, al tiempo que facilita el paso de nutrientes y oxígeno al cerebro, garantizando su correcto funcionamiento y, por tanto, su regeneración en caso de lesión.

Debido a qué el Estrés Oxidativo se postula como el principal factor relacionado con el declive de las funciones fisiológicas, el uso de ácido alfa lipóico se relaciona con una mayor protección frente a Radicales Libres (sobre todo en personas mayores) y se está convirtiendo en un suplemento habitual dentro de programas antienvejecimiento. Diferentes estudios han mostrado su efecto neuroprotector y neuroregenerativo. Estabiliza la función cognitiva, mejora la memoria, aumenta el flujo sanguíneo cerebral e incrementa la supervivencia de las neuronas, siendo de utilidad para mejorar casos de  Alzheimer, Parkinson y otros desórdenes neurológicos asociados a daño oxidativo, a un insuficiente aporte sanguíneo y una muerte excesiva de neuronas.

Otra propiedad a tener en cuenta es la de mejorar la capacidad detoxificadora del hígado, protege al hígado frente a los radicales libres generados durante la fase 1 de detoxificación hepática eincrementa la síntesis de Glutation, una sustancia que tiene un papel destacado en la eliminación de toxinas y carcinógenos durante la fase 2 de detoxificación hepática. Aunque es una sustancia bastante segura, es necesario la supervisión y recomendación específica por parte de un Médico especializado en Medicina Ortomolecular.

Llámanos        +34 958 52 25 16