El Autism Research Institute reunió en Enero de 1995, en Dallas, a un amplio grupo de médicos y científicos con el propósito de compartir información e ideas para mejorar la enfermedad del Autismo. Esta conferencia produjo un documento con el objetivo de proporcionar una guía a los médicos en la evaluación clínica del paciente autista y tratamiento del autismo. Este documento representa una declaración deconsenso de investigaciones médicas alternativas para el diagnóstico y tratamiento del autismo. Es un manual de 244 páginas titulado “Biomedical Assessment Options for Children with Autism and Related Problems”. Las recomendaciones terapéuticas que describen se fundamentan en desequilibrios bioquímicos y metabólicos que sufren estos enfermos. Consiste en el aporte a la dieta de los niños autistas de suplementos nutricionales como vitaminas, aminoácidos, proteínas, minerales, dado que así se fomentará la recuperación del equilibrio metabólico, ayudando a la mejoría de algunos síntomas desarrollados por el déficit en el organismo de dichas moléculas. También se describen recomendaciones sobre ciertas sustancias que se deben evitar en la dieta de los pacientes porque causan la formación de sustancias tóxicas que provocan algunos síntomas (azúcares refinados, aditivos, gluten, caseína).

Primer Paso: La Dieta

Se recomienda la modificación dietética en base a:

–          Eliminación de alimentos que contienen Lactosa o Caseína y Gluten (exclusión de la cereales trigo, la cebada , el centeno ,y la avena): En varios estudios controlados, hasta el 80 % de los Autistas mejoraron tras la exclusión estricta de la dieta de estas proteínas ( la caseína y sin gluten ) En estos estudios , el comportamiento mejoró , y actividad convulsiva se redujo. Coordinación motora gruesa, contacto social, el contacto visual, comportamiento ritualista, el lenguaje y los patrones de sueño a menudo se normalizan. Requiere la implementación de esta dieta de forma gradual, dado que la eliminación simultánea y abrupta de caseína y gluten pueden causar síntomas de abstinencia. Pueden existir otros alimentos no clásicos que pueden producir los síntomas como  huevos, tomates, berenjenas, aguacates, pimientos rojos, soja  y maíz son más a menudo problemáticos, pero para confirmar la intolerancia a un alimento se debe de retirar el alimento sospechoso de la dieta durante al menos 3 semanas y ver las mejoras antes señaladas. Posteriormente, al ser reintroducidos en la dieta es probable que se desencadene una exacerbación de los síntomas.

–          Eliminación de la dieta de Aditivos Alimentarios

–          Eliminación de Azúcares simples, incluso los edulcorantes artificiales, pues parecen tener efectos adversos sobre el comportamiento en algunos niños con Autismo. Los azúcares simples en el intestino también ayudan al desarrollo de microorganismos (especialmente Hongo Candida) que pueden producir toxinas nocivas para el revestimiento intestinal (causando un Intestino Permeable) y potencialmente también a otros órganos.

Enzimas digestivas

En niños Autistas suele haber una deficiencia de la enzima que desdobla las proteínas, Dipeptidil – peptidasa IV ( DPPIV ), ya sea de forma congénita o debido a que esta enzima es altamente sensible al mercurio, organofosforados y xenobióticos. . Recientemente, Brudnak , Rimland y colaboradores han diseñado un suplemento de enzimas digestivas destinado a apoyar la actividad DPPIV . Su estudio piloto con 22 sujetos, se vieron mejoras de los síntomas de entre 50-90 %  de estos pacientes.

Probióticos y Prebióticos

Los Probióticos simbiontes tales como los lactobacilos y las bifidobacteriasproducen la enzima DPPIV y son capaces de digerir completamente exorfinas (Gluteomorfinas y caseomorfinas). La glutamina es una fuente de energía para los enterocitos del intestino delgado , es un precursor del glutatión , y contribuye a numerosas otras vías . La glutamina es baja en algunos autistas y se utiliza para corregir la hiperpermeabilidad intestinal

Suplementos Nutricionales

Investigaciones controladas sobre los beneficios de la suplementación con nutrientes para el autismo ha sido escasa; Sin embargo, desde 1967, el Instituto de Investigación del Autismo (ARI ) tiene recogidas y publicadas periódicamente de forma semicuantitativa las calificaciones de varios nutrientes. Las personas con autismo suelen tener  deficiencias de muchos nutrientes esenciales: Vitaminas, Minerales y Oligoelementos, debido a que muchos tienen mala digestión, aproximadamente el 25% tiene diarrea crónica; 25% tienen estreñimiento, y otros tienen una condición inflamatoria más sutil, que limita la absorción de los nutrientes.

En 2000 , Vogelaar informó sobre el estado de los Nutrición de 20 niños Autistas y vieron que en más de la mitad de ellos  eran anormalmente bajas las vitaminas A, B1 , B3 y B5 y biotina ; minerales esenciales selenio, zinc , y magnesio ; aminoácidos esenciales ; y ácidos grasos esenciales. Además, la Vitamina B6 es un cofactor esencial para la mayoría de los sistemas de neurotransmisores, incluyendo la serotonina, GABA, dopamina, epinefrina y norepinefrina. En 1968 Bönisch informó que la administración de la vitamina B6 (100-600 mg por día) mejoró el comportamiento en 12 de 16 niños autistas; y se supone que tres de los sujetos habló por primera vez, durante su participación en este ensayo abierto. A principios de la década de 1980, LeLord y colegas hicieron más investigaciones  concluyendo que la combinación de la vitamina B6 y el magnesio era de gran utilidad para el Autismo: niveles de excreción urinaria de ácido homovanílico (HVA) disminuyeron,  indicando una mejora en el metabolismo de la dopamina;  y la capacidad sensorial  también se habían mejorado.

Otros Nutrientes

Aminoácidos: Se informó que al menos dos tercios de los autistas tienen los niveles de aminoácidos anormales cuando  se mide en orina de 24 horas  o plasma en ayunas. Los Aminoácidos azufrados son a menudo anormalmente bajos en el autismo, y esto tiene implicaciones directas en los mecanismos de Detoxificación Hepática. Niveles de Metionina se encuentran ocasionalmente bajos, y los de Taurina se informaron deficientes en el 62% de niños autistas.

Desintoxicación de Metales Pesados como el Mercurio vía oral

El plomo , el cadmio , el arsénico y aluminio se sospecha de estar relacionado con el autismo ; la evidencia de mercurio como un factor causal en el autismo está bien establecida.

 

El Autismo  sigue siendo una enfermedad poco conocida, y aún hoy no hay ninguna cura. Es un trastorno que sigue aumentando su prevalencia, y sigue siendo un desafío extremo para los médicos. Es por todo esto que el autismo necesita de un trato y atención individualizada, siendo las prácticas médicas de Medicina Ortomolecular Integrativa las que parecen más adecuadas para tratar el trastorno, dado que se exploran las opciones que ofrecen un riesgo insignificante y un grado de beneficio al niño. Como regla general, los nutrientes tienen efectos más amplios y los perfiles de riesgo/beneficio mejor que las drogas.

Llámanos        +34 958 52 25 16