La Depilación Laser Médica es uno de los servicios médico estéticos más solicitados desde siempre. Cada vez son más las mujeres y los hombres que se liberan de la esclavitud de la depilación tradicional y de sus problemas asociados: foliculitis, pelos enquistados, rojeces, etc.

En Clínica Centro Granada ofrecemos servicios de Depilación Laser desde hace unos 12 años. Por aquellos entonces la Depilación Laser la practicábamos los médicos estéticos y los dermatólogos principalmente, y la verdad es que sigue siendo así, para hacerte un tratamiento que se llama Depilación Laser Médica hay que seguir yendo a un médico.

Pero la mayoría de la gente no lo entiende así y la razón es la confusión creada a raíz de un servicio, muy diferente, llamado Fotodepilación IPL, que nace más o menos como producto sustitutivo de la Depilación Laser Médica ya que ésta en sus inicios era excesivamente cara.

Digamos que los productos sustitutivos cubren la misma necesidad que el producto original pero con ciertos matices. Son productos que tienen una relación de demanda inversa: sube la demanda de uno y baja la del otro, y así sucedió. La Fotodepilación IPL prometía los mismos efectos que la Depilación Laser Médica y a un precio muy inferior y conquistó rápidamente una gran cuota de mercado. Pero sólo era cuestión de tiempo que el consumidor se diera cuenta que la Fotodepilación IPL con su número de sesiones ilimitadas y sus maravillosos bonos  era en realidad  la “Depilación Indefinida”es decir, nunca terminabas de depilarte, el vello vuelve a salir una y otra vez.

Aprovecho para comentaros que estos “Bonos”, pueden llegar a ser una trampa, dado que se exige pagar el tratamiento completo por adelantado. Pero qué pasa si después de haber pagado no estamos satisfechos con el resultado o no nos dan el trato adecuado. En fin, que os aconsejo precio por sesión, aunque con  la siguiente salvedad: la intensidad del Laser la fija el médico para conseguir unos resultados óptimos en el menor tiempo posible, si esa intensidad está por debajo de la óptima, lo que podría depilarse en tres sesiones se convierten en cinco. Para evitar este posible fraude acudir siempre a clínicas de confianza.

Esta guerra entre servicios hizo que el precio de la Depilación Laser Médica bajara hasta equipararse poco a poco al precio de los servicios de Fotodepilación IPL, que crecían como setas en peluquerías, centros de estética y franquicias varias con tarifa plana.

La realidad actual es que la Depilación Laser Médica y la Fotodepilación IPL tienen precios muy semejantes, por lo que el principal beneficiado de esta guerra ha sido el consumidor, que ahora disfruta de la Depilación Laser Médica a precio de Fotodepilación IPL.

Os dejo a continuación un resumen comparativo entre Depilación Láser Médica y Fotodepilación IPL que espero os sea de utilidad.

DEPILACIÓN LASER MÉDICA

Sólo médicos: el láser es una aparatología médica que siempre debe ser supervisada por un médico.

Pulsos de prueba: antes de emitir un disparo la máquina obliga a calibrar, es decir, se da pulsos de prueba en sí misma, midiendo que todo funciona correctamente y en caso de que algo falle, no deja trabajar hasta que el servicio técnico lo solucione.

Mayor efectividad: el láser trabaja con más energía, por lo que consigue una penetración de 4 mm.De este modo se elimina el folículo piloso y no solo se debilita el pelo. En consecuencia se necesitan muchas menos sesiones.

Piel cuidada: durante los tratamientos, la piel debe ser perfectamente refrigerada y protegida. El láser lleva incorporado el sistema DCD (Dynamic Cooling Device) el cual permite una protección óptima de la dermis, puesto que refrigera selectivamente las capas superiores de la piel con una pulverización de criógeno milisegundos antes de la pulsación del láser. Además de proteger la piel reduce el dolor y permite la utilización de energías más altas para unos resultados más efectivos.

Eliminación específica: con la depilación láser conseguimos la eliminación específica del pelo no deseado, ya que permite dirigir la luz a un punto en concreto.

FOTODEPILACIÓN IPL

Sin títulación: Es una aparatología que puede ser utilizada por cualquier persona sin titulación médica (peluquerías, esteticiens, franquicias etc.).

Sin pulsos de Prueba: En el caso de la fotodepilación, al no ser una aparatología médica, no se da pulsos de prueba, corriendo el riesgo de que no emita bien la luz y queme al paciente.

Menor efectividad: Trabaja a menos energías quedándose a 2 mm de la epidermis. Únicamente debilita el pelo.

Piel no tan cuidada: Mientras que el IPL no incorpora ningún sistema de protección, por lo que se aplica un gel conductor frío para intentar rebajar la sensación de dolor. Es un método mucho más doloroso.

Eliminación no específica: El IPl sin embargo, emite un haz de luz no específico, que puede incluso llegar a provocar un efecto rebote, es decir, la aparición de vello en zonas cercanas a la que se somete al tratamiento, debido al sobrecalentamiento sufrido.

Llámanos        +34 958 52 25 16