Desde tiempos remotos se han intentado buscar sustancias que sirviesen para rellenar defectos o de la piel. Los primeros materiales implantados fueron sólidos, sustancias como oro, marfil, cerámica, etc. Requerían procedimientos quirúrgicos, lo cual hacía al tratamiento agresivo y poco tolerable por el paciente. Desde los años 60 se empezó la búsqueda de materiales de relleno para aumentar tejidos blandos, corregir arrugas, depresiones. La aparición de materiales implantables mediante una simple inyección fue una revolución para la Medicina Estética y para las miles de mujeres y hombres en el mundo que los llevan.

Los Implantes de Relleno se definen como: “Productos sanitarios que se aplican mediante inyección, aguja u otro sistema de aplicación, cuya finalidad es modificar la anatomía y que se utilizan en el campo de la cirugía plástica y la medicina estética, entre otras indicaciones, para corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel, para el aumento de pómulos y labios, para perfilar el contorno de los labios, y que no ejercen la acción principal que se desea obtener en el interior del cuerpo humano por medios farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero a cuya función pueden contribuir tales medios”.

Los materiales de relleno son aquellos que pueden ser introducidos en el organismo mediante inyección. Según su origen se clasifican en biológicos (de origen orgánico) y no biológicos (de origen sintético) y según su duración en: reabsorbibles y permanentes.

  • Implantes de Relleno Permanentes, es decir, que permanecen durante toda la vida del paciente y no es posible degradarlos por nuestro sistema de defensa. Esta no es una opción para mí. Aunque para el paciente puedan resultar más cómodos, puesto que se aplican una sola vez y se mantienen los resultados durante años, la realidad muchas veces no es esa. Con el envejecimiento natural las estructuras (tejidos, múculos, en el caso del hueso, se produce una resorción)) van cediendo, es decir, caen, y junto al peso que ejerce el propio implante, podemos tener sorpresas desagradables con el paso de los años y un pómulo con un relleno permanente puede caer hasta la mejilla y provocar una deformidad. Otro problema que tiene el uso de este tipo de implantes es que en personas predispuestas puede darse una reacción inflamatoria crónica mediada por el sistema inmune llamada “granuloma”, en el lugar donde está situado el implante y que dará problemas de deformidades y extrusiones del material, de muy difícil reparación.
  • Implantes de Relleno Reabsorbibles. El ácido hialurónico es un implante de relleno reabsorbible con una duración media de 8 a 12 meses. El ácido hialurónico no es más que un componente esencial de nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel lisa e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua. Puede ser de origen animal (de la cresta de las gallinas y del globo ocular de los peces) o de origen biológico (extractos de cultivo de bacterias).

Desde los años 70, en que se presentó el primer producto visco-elástico de ácido hialurónico como agente terapéutico médico (oftalmología, osteoartritis, viscocirugía), se han ido desarrollando nuevos productos hasta llegar a la tecnología NASHA (patentado por la empresa Q-MED), que por un proceso de fermentación bacteriana, permite obtener un ácido hialurónico de origen no animal. Pero su mayor ventaja es que es el mismo compuesto que tenemos en nuestra propia piel y que está encargado de mantener el estado óptimo de hidratación y de visco-elasticidad de la misma. Podríamos decir que es el implante más universalmente conocido y aplicado debido a sus características:

  • Biológicamente compatible.
  • Ser un implante reabsorbible.
  • No sólo actúa como un relleno, si no que estimula a la célula de la piel llamada fibroblasto, a que sintetice proteínas de sostén como son el colágeno y la elastina, redensificando la piel en las zonas donde está situado el implante. Esto significa que además de corregir un inestetismo o atenuar una arruga, la piel coge densidad y se evita la flaccidez propia del proceso de envejecimiento.

Personalmente creo que para obtener unos resultados óptimos, no es tan importante la marca del producto de ácido hialurónico (hoy en día todas las marcas autorizadas por Sanidad son de excelente calidad y durabilidad), si no la TECNICA DE INFILTRACION

Llámanos        +34 958 52 25 16