Diariamente en mi consulta atiendo a cada vez más mujeres jóvenes menores de 40, que están preocupadas porque su piel no luce sana, luminosa, sino más bien apagada, sin vida. Hoy día estamos sometidos a continuas agresiones no sólo externas como es la contaminación ambiental y la radiación ultravioleta, si no internas, a través de los alimentos que llevan pesticidas y otras sustancias contaminantes. Esto sumado a la falta de nutrientes esenciales que presenta la alimentación actual da lugar a un déficit de sustancias vitales para nuestros órganos, entre ellos nuestra piel, y en concreto el fibroblasto. Todo esto tiene como consecuencia que en pieles incluso jóvenes, estén envejecidas prematuramente, teniendo características físicas de una piel de mayor edad como la flacidez, manchas, hiperqueratosis y arrugas por una piel adelgazada y deshidratada

Llámanos        +34 958 52 25 16